El jardín

Venecia, en el imaginario colectivo de una ciudad del agua, famosa por sus «calli», sus canales y sus palacios a lo largo del Gran Canal.

Venecia, una ciudad donde todo es especial, diferente y misterioso; una ciudad donde todo está por descubrir y que no siempre revela sus secretos más íntimos.

Una Venecia poco conocida es sin duda la de los jardines, los huertos y los pequeños parques, a menudo antigua herencia de los «Palazzi Patrizi» o estructuras monásticas, que a menudo permanecen ocultos a los ojos de sus visitantes.

Los jardines venecianos, cualquiera que sea su uso y destino, transmiten energía, elegancia, paz y serenidad. La tradición de los jardines venecianos se remonta a tiempos antiguos, a medida que nacía la necesidad de ser totalmente independientes en caso de guerras o hambrunas.

La historia de la ciudad, compuesta por las relaciones comerciales y distantes, ha hecho el resto, enriqueciendo el estilo y la variedad de sus jardines.

En el Hotel Nani Mocenigo Palace tenemos la suerte de mantener uno de estos pequeños secretos, y de poder compartirlo con usted.

Nuestro jardín, que se caracteriza por la presencia en la parte central de una original y maravillosa «boca de pozo» (un antiguo sistema de abastecimiento de agua dulce en una ciudad que, en palabras

de Marin Sanudo (1466 – 1536) «está en el agua, pero sin agua», es un espacio íntimo y secreto, donde además de poder disfrutar de un agradable aperitivo o un relajante momento después de la cena, podrá saborear la sensación de encanto y prestigio típico del jardín veneciano.

Reserva en línea
Mejor tarifa en el periodo
Últimas habitaciones disponibles